Me CHIFLAN las mallas

El otro día me di cuenta que ya no estaba embrazada y seguía usando mallas de una manera obsesiva. Está claro: la malla (lleggins para los más hipsters) son la prenda 10 para una embrazada zampabollos pero es que también son una prenda 10 para una postembrazada zampabollos. Yo voy comodísima de la muerte. Las lorzillas que se resisten a ir y que me recuerdan que Vera estaba allí tan agustito se quedan medio escondidas. Yo ando la mar de feliz y ligera y me permiten correr cual gacela en un bosque de Eslovaquia.

Las mallas forever and ever. De lana, de licra, de algodón…Con lunares, con rallitas de colores. Las mallas con dibujos o sin. Me veo por lo menos un par o tres años siendo mi prenda fetiche, más que nada, aquí doña V, apunta maneras y lo mejor para correr detrás de ella serán una de estas mallitas, jojojojojo ( risa de compradora compulsiva)
Queda claro: me CHIFLAN las mallas.
il_570xN.380596703_nru9

il_570xN.569603286_bv8u

<img src="https://unjerseiquepica.files.wordpress.com/2014/11/ferm-living-mini-drops-pegatinas-para-decorar-la-

il_570xN.569729775_8h7g

il_570xN.380574943_azqc

il_570xN.468615599_a1gp

il_570xN.380594395_2u5w

Anuncios

Un pensamiento en “Me CHIFLAN las mallas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s